¡Conócelo! El pretratamiento de aguas residuales es vital para la rentabilidad de tu empresa

Posteado el 15 de enero de 2024
4 minutos para leer

En México se desperdicia hasta el 57% del agua que se usa y cerca del 80% de los cuerpos hídricos están contaminados, generando una alta demanda del recurso y una baja disponibilidad para cubrirla. En este contexto, el pretratamiento de aguas residuales, y las demás fases de su descontaminación, son una solución que vuelve a las empresas mucho más rentables y en este artículo te explicaremos cómo. 

¿Cómo es el proceso del tratamiento de aguas residuales?

El tratamiento de agua residual consiste en una serie de técnicas y métodos físicos, químicos y biológicos cuyo objetivo es eliminar sustancias contaminantes presentes en el agua y elevar su calidad. De esta manera, los efluentes son aptos para volver a utilizarlos dentro de los procesos productivos de las industrias o destinarlos a otras actividades. 

El proceso se divide en las siguientes partes: 

  • Pretratamiento de aguas residuales

Busca acondicionar los efluentes eliminando la mayor cantidad de sólidos, arenas y objetos de gran tamaño a través de métodos físicos, para evitar que interfieran en las siguientes fases o dañen alguna parte de la planta de tratamiento

Algunos de los objetos que se buscan separar son:

  • Residuos de madera o plástico
  • Semillas
  • Fibras de estopa o tela
  • Recipientes de plástico y vidrio 
  • Latas
  • Trozos de madera y cartón
  • Bolsas
  • Taparroscas 
  • Materia orgánica como cáscaras de huevo, restos de comida, etc. 

Los métodos más utilizados en el pretratamiento de aguas residuales son los siguientes: 

  • Desarenado: se separan arena, grava y partículas minerales del efluente para prevenir la sobrecarga de estos elementos en los lodos activados que se obtendrán más adelante. 
  • Desbaste: retiene sólidos de gran tamaño, tales como maderas o plásticos, con la finalidad de impedir el bloqueo de válvulas y proteger bombas; para lograrlo se recurren a tamices y rejillas. 
  • Desengrase: elimina aceites y grasas del agua residual y así se eluden problemas en la recuperación de lodos o en el decantador para la separación de materia orgánica suspendida.
  • Tamizado: contiene sólidos más finos, como las semillas de frutas, para facilitar los siguientes procesos. 

Con el pretratamiento de aguas residuales se prolonga la vida útil de las plantas de tratamiento, reduciendo sus costos y alargando el suministro de agua.

Métodos más utilizados en el pretratamiento de aguas residuales

Tratamiento primario o físico

Su objetivo es la separación de sólidos suspendidos en el agua, eliminándolos hasta en un 60%. Algunas de las técnicas utilizadas son:

  • Neutralización: nivela el pH del efluente con sustancias ácidas o alcalinas. 
  • Sedimentación: el agua se coloca en un tanque de sedimentación para que el efecto de la gravedad conduzca los sólidos suspendidos al fondo del mismo. 
  • Filtración: se recurre a un lecho de arena que retiene las partículas de los sólidos en suspensión.
  • Coagulación y floculación: facilita la separación de partículas muy pequeñas, primero se añade una sustancia química que acelera este proceso para después lograr filtrarlas. 
  • Flotación: separa los sólidos y líquidos gracias a la diferencia de densidades. 

Descarga nuestro folleto de economía circular

Tratamiento secundario o biológico 

Busca la eliminación de la materia orgánica con la utilización de microorganismos por medio de métodos que requieren o no la presencia del oxígeno. 

  • Lodos activados: dentro de un tanque, el agua es depositada en conjunto con bacterias y microorganismos que consumen la materia orgánica; simultáneamente, se inyecta aire para mantener su crecimiento. 
  • Lagunas de estabilización: el agua es colocada en estanques poco profundos durante un periodo de tiempo amplio, en que los microorganismos se alimentan de la materia orgánica presente en ella. No obstante, el proceso se puede ver afectado por las condiciones del clima. 
  • Digestor anaeróbico: los efluentes son colocados en un tanque cerrado y calentados para acelerar la producción de gas. Posteriormente, se realiza una sedimentación para separar los lodos.

Tratamiento terciario o químico 

Finalmente, se busca la eliminación de la materia orgánica, sustancias contaminantes y patógenos del agua residual. Las técnicas más comunes para lograrlo son:

  • Intercambio iónico: utiliza resinas que atrapan los iones de las sustancias a retirar en su superficie; es óptimo para la eliminación de sales. 
  • Ósmosis inversa: el efluente se pasa a través de membranas semipermeables que retienen las partículas que se busca separar. 
  • Electrodesinfección: es un método eficaz para eliminar virus, parásitos y bacterias. Requiere de ánodos que producen fuertes oxidaciones con sustancias como cloro, peróxido u ozono.
  • Luz ultravioleta: erradica hasta el 90% de bacterias presentes en el agua, así como su infectividad.  
  • Adsorción: capta las partículas del efluente a través de un sólido como lo es el carbón activado. Se utiliza para deshacerse de sustancias como hidrocarburos y fenoles. 
  • Aireación: el agua residual es bombeada o colocada en cascadas para eliminar gases. 

Beneficios del pretratamiento de aguas residuales y las demás fases de descontaminación

Como lo puedes notar, el tratamiento del agua residual permite a las industrias volver a utilizarla en su producción u otras actividades, brindándoles: 

  • Ahorro en consumo y costos

Reutilizar los efluentes tratados de forma constante minimiza la adquisición de agua potable y con ello, los costos de su traslado y compra. Además, con una instalación y mantenimiento adecuado, el ciclo de vida de una planta de tratamiento de agua residual se alarga hasta por 15 años. 

  • Disponibilidad de agua todo el tiempo 

Las empresas ya no tendrán que parar sus operaciones debido a restricciones. Con el tratamiento de agua, disponen de este recurso en cualquier momento, incluso en temporadas de sequía. 

  • Recuperación de recursos

Además de la propia agua, los diferentes tratamientos facilitan la reutilización de recursos como metales, tintes o harinas; lo cual representa un gran ahorro para empresas del sector textil, automotriz o alimentario, solo por mencionar algunas.  

Beneficios del pretratamiento de aguas residuales y las demás fases de desconaminación.

Contrario a lo que se cree, las aguas residuales son mucho más ventajosas para las empresas y el medioambiente que dañinas. Ya que, al reducir el consumo de agua potable, frenan la sobreexplotación de cuerpos hídricos y facilitan la continuidad del ciclo del agua, permitiendo que crezca la oferta del recurso. 

Al mismo tiempo, el pretratamiento de aguas residuales y los posteriores métodos a los que es sometida, eliminan toda clase de elementos tóxicos que ponen en peligro a las personas, animales o ecosistemas. 

Por ende, ya sea reutilizada en el proceso productivo de una industria o en actividades como el riego de cultivos, zonas verdes o únicamente liberada en cuerpos receptores (ríos, lagos o presas), se trata de algo seguro y beneficioso para todos. 

Resumiendo, reciclar el agua residual de tu empresa disminuye tu consumo de agua potable, los costos relacionados con ella y la oportunidad de continuar operando incluso en periodos restrictivos. Asimismo, extiende el aprovechamiento de otros recursos al ser recuperados después de los tratamientos. 

Así, la rentabilidad de tu empresa crece y minimizan los impactos al medioambiente, ayudando a construir un futuro más sostenible para todos. 

¡Ya no lo pienses más! Comienza a reutilizar las aguas residuales de tu empresa y camina hacia la Transformación Ecológica.  

Te invitamos a seguir navegando por nuestro contenido para conocer más detalles sobre los beneficios del tratamiento de aguas residuales. ¡No te arrepentirás!

VER MASTER CLASS: RECICLAR AGUAS INDUSTRIALES ES LA CLAVE PARA REDUCIR LA HUELLA HÍDRICA

CTA_600x400 (1)

SuscrÍbete

Nuevas Publicaciones