Desalinización del agua: Una solución atractiva para el sector minero

Posteado el octubre 28, 2021

 - 5 minutos de lectura

En los últimos años, se ha venido prediciendo como un problema lejano el desabastecimiento de agua dulce para las ciudades y el impacto en nuestra sociedad; sin embargo, ya está ocurriendo de forma acelerada.

 

¿Qué sectores industriales se están viendo afectados por el desabastecimiento de agua dulce?

La industria minera es uno los primeros sectores que ha tenido que enfrentar este reto, principalmente aquellos proyectos que se encuentran en zonas áridas con mínimo acceso a agua dulce, la cual es necesaria para los procesos.

En América Latina, los principales países mineros como Chile y Perú han sido afectados debido a la similitud de las características geográficas y poblacionales. Ante esta situación, Chile dio el primer paso en implementar plantas que permitan obtener agua dulce a partir del agua de mar.

 

¿Cómo es el proceso de desalinización?

El proceso de desalinización en Veolia consiste en separar las sales del agua fuente. Para ello, existen diversos métodos que se realizan, tales como:

  • Destilación MSF
  • Ósmosis Inversa
  • Electrodiálisis 

Estos procesos se han ido desarrollando a lo largo del siglo XXI, mejorando la eficiencia y el consumo energético. En este momento, la tecnología de ósmosis inversa se encuentra en su mejor momento.

El proceso de ósmosis inversa se realiza aplicando presión al agua salada para que atraviese una membrana semipermeable, la cual evita el paso de sales pero permite el flujo de agua, logrando así una separación de las sales y el líquido. Es decir, se generan 2 corrientes, la primera es de agua dulce y la segunda es de salmuera (línea concentrada de sales). Esta última, es devuelta al océano mediante difusores que permiten un efecto de dilución tipo pluma para evitar la hiperconcentración en una zona y se pueda difuminar en un área mayor.

 

 

¿En qué beneficia la desalinización del agua? 

Se han identificado los siguientes:

 

1. Disminuir los conflictos sociales al no emplear agua dulce subterránea o de cuencas de poblaciones vecinas.

El desarrollo de nuevos proyectos mineros está de la mano con la denominada "licencia social", que implica que más allá del beneficio económico que pueda tener un proyecto debe contar con una aprobación de las comunidades vecinas. La cual puede verse dificultada en el caso que se vaya a emplear en el sector industrial el agua inicialmente destinada para el consumo de la comunidad.

La desalinización permite que las unidades mineras cuenten con este suministro sin afectar el agua dulce de la localidad.

 

2. Ser autosuficientes en el abastecimiento de este suministro sin depender, en la mayoría de casos, de las estaciones climáticas.

Al emplear fuentes de agua convencionales, siempre se está sujeto a los factores ambientales, como lluvias, estiaje, aluviones, entre otros. Por lo que, desalinizar el agua permite sostener operaciones 24/7 aumentando la rentabilidad del proceso.

 

¿Cuáles son los retos de la desalinización?

Los beneficios de este tratamiento de aguas saladas son relevantes; sin embargo, también se tienen retos técnicos, tales como:

 

1. Disposición de la salmuera (concentrado)

La gestión de la salmuera debe verse como una solución integral que considere la sal como un recurso que pueda tener valor agregado, entre estas opciones esta:

  • Cristalizar la salmuera para obtener pilas de sal, buscando la aplicación comercial que permita que sea sostenible el proceso.
  • Incrementar la eficiencia de las plantas desalinizadoras para superar la recuperación promedio del 45%.

Todo ello requiere estudios y nuevas tecnologías que lo hagan factible.

 

2. Elevado consumo energético

El consumo energético de una planta desalinizadora por ósmosis inversa disminuye conforme la tecnología se desarrolla, pero estamos llegando al límite teórico del proceso. El principio de la tecnología de ósmosis inversa es la presión osmótica; es decir, la presión mínima necesaria para llegar a separar las sales, esto confluye en la cantidad mínima de energía para ello. Con lo cual, los avances actuales nos aproximan a este valor.

En Perú, la aplicación de esta tecnología inició en el año 2008 con la instalación de la planta desalinizadora de una importante empresa minera ubicada en Chincha. Luego, con la implementación de la planta desalinizadora en Bayovar en el 2009 y la Marcona (Shougang) en el año 2018.

 

Click me

 

¿Quieres conocer más sobre el proceso de desalinización del agua? Te invitamos a ver el siguiente video:

video peru

SuscrÍbete

Nuevas Publicaciones